Seleccionar página

El origen del color Purpura

¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen los pigmentos que dan color a las pinturas, tintes y tintas que usamos a diario?.

Muchas veces damos por hecho que todos ellos tienen un origen quimico, artificial, sin embargo no siempre ha sido asi. De hecho, la obtención de pigmentos de origen natural es un apartado fascinante de la historia lleno de curiosidades y el púrpura es, quizás, el más interesante de ellos.

Hablemos sobre los fenicios

Para hablar del origen del color púrpura primero tenemos que hablar sobre los fenicios. Este pueblo de la antigüedad habitó las costas del Mediterráneo en torno al siglo I a.C. y dominaron casi en exclusiva la producción y comercialización del pigmento que daba como resultado el color púrpura.

Las telas fenicias y el tinte púrpura

Uno de los artículos que dio más fama a los fenicios fueron las telas de intensos colores, sobre todo púrpuras, que incluso nombró Homero en sus relatos. Estas telas de producción artesanal se convirtieron en un símbolo de estatus social y se utilizaban tanto de vestimenta, tapices o incluso como moneda de intercambio. Aunque se desconoce el proceso de producción de las telas, sí está documentado por distintos historiadores y naturalistas el método de obtención del pigmento púrpura utilizado para darles color. La materia prima principal procedía de una especie de molusco muy concreta, el Murex trunculus y el Murex brandaris, habituales del levante Mediterráneo en la época, pero extintos hoy en día.

El Origen Mitologico

Pero como siempre, la mitología tiene su propia explicación para el origen de este pigmento. Cuenta la historia que el dios fenicio Melkart  , de la ciudad de Tiro, paseaba por las costas de Líbano con una Nereida . Para sorprender a su amada, Melkart mandó a su galgo a rastrear la playa en busca de un exquisito regalo, sin embargo tras la expedición, el perro volvió sin presente y con el morro ensangrentado. Al examinarlo, el dios se dio cuenta de que no se trataba de sangre. El perro llevaba en la boca un molusco triturado que le había teñido todo el hocico de un color púrpura-rojizo. La Nereida, al verlo, se quedó fascinada por la intensidad del color y le ofreció al dios Melkart casarse con él si, a cambio, él conseguía confeccionar un vestido de ese tono. El dios recogió una gran cantidad de molúscos, los machacó y obtuvo así el pigmento suficiente para elaborar el vestido de su futura esposa.

Espero que os haya gustado el curioso origen de este pigmento,

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestras máscaras protectoras se adaptan a ti

9

​Distribuidas en cajas de 10, 25 y a granel embolsadas individualmente.

9

Disponibles en talla adulto y en diferentes colores

9

Personalizadas con el logo o eslogan de tu empresa